Books

Papeles de Antaño

Senderos

Jesús Urzagasti

Senderos

2015

98 pp.

Summary

La imagen más imperecedera en la escritura de Jesús Urzagasti, se ha reconocido algunas veces, es quizás la de un camino atravesado no solamente por un vínculo con el pasado, sino, y a la vez, con ciertas fábricas de humo que tienen el embrujo de hacernos creer en la explosiva reinvención del presente. Tal embrujo nos toma desprevenidos cuando terminamos irremediablemente perdidos en un follaje nocturno. En términos de la imagen de un sendero, mencionaría Urzagasti, el pasado habla en el ramaje verbal del ir de lo ido siempre en aras de lo imprevisible. Benjamin, permítanme traerlo a colación, pues Urzagasti lo cita más de una vez, precisaba que el pasado recibe la impresión de una actualidad por la imagen en la cual se halla comprendido. Una imagen, dirá entonces Urzagasti, se forja en la catástrofe que llegan a producir las palabras que se iluminan de improviso, pues de nada sirve haber visto caballos si no atendemos a la embestida «de [tales] caballos galopando al alba […] irrumpiendo en una cristalería»… / R.O.

 

ALGUIEN MIRA PASAR EL AGUA

El hombre inventó el puente

para cruzar de una orilla a otra

eso es evidente y se lo ve todos los días.

En cambio no está claro por qué alguien

se apoya en la baranda

y mira pasar las aguas rumbo al mar.

En sus sienes vibran los élitros del tiempo

gemelos menores del hálito de la eternidad

en estos casos

la infancia es otro ciego caudal

y las cosas olvidadas

afluentes del cauce original.

A él no le interesa saber

cuánta agua va a parar al océano

ni le afecta lo que no ha de retornar

en cambio le conmueve

que el otrora sereno manantial

se convierta en brava corriente animal.

Por primera vez puro misterio

entre orillas desconocidas

siente en su piel la púa del presente

y las arterias bulliciosas de la vida

invadiendo un mundo ausente

entonces emerge entero de la marea

y toca la ribera del silencio primordial.

La Paz, noviembre 4 de 2011.